AUTORIZACIÓN DE MULADARES O COMEDEROS PARA LA ALIMENTACIÓN DE DETERMINADAS ESPECIES NECRÓFAGAS DE INTERÉS COMUNITARIO

CONSEJERÍA PARA LA TRANSICIÓN ECOLÓGICA Y SOSTENIBILIDAD - DIRECCIÓN GENERAL DE SOSTENIBILIDAD


Última modificación: 17/01/2020

Finalidad

Regular y supervisar la alimentación controlada de fauna silvestre con cadáveres de animales, considerando el riesgo sanitario que supone la posible transmisión de enfermedades objeto de los programas sanitarios de control y erradicación de enfermedades de los animales, en particular la tuberculosis y la brucelosis, a través de los subproductos animales.


Destinatarios

Gestores o responsables de muladares o comederos.

Plazo de presentación

Durante todo el año.

Lugar de presentación


Requisitos

  • Para la concesión de la autorización, el muladar o comedero debe reunir, al menos, todas y cada una de las siguientes condiciones:

a) Localizarse, al menos, a 200 metros de valores culturales, carreteras, ferrocarriles y caminos  transitados  y  de  construcciones  humanas  no  habitadas,  a  más  de  500  metros  de  viviendas humanas y establos de animales y, al menos, a 1.000 metros de núcleos urbanos. Además, se establece una distancia de más de 3.000 metros a aeropuertos y aeródromos para evitar riesgos en relación con la seguridad aérea.

b) Localizarse a más de 200 metros de los puntos de alimentación suplementaria de ganado, ungulados silvestres o zonas cultivadas de regadío

.c) Localizarse a más de 2.000 metros de tendidos eléctricos de alta tensión, plantas termo-solares  o  fotovoltaicas  y  parques  de  otras  energías  alternativas  y/o  renovables  y,  al  menos, a 1.000 metros de tendidos eléctricos de media y baja tensión.

d) Localizarse a más de 200 metros del límite exterior de la explotación o finca.

e) Ubicarse, al menos, a 250 metros de cualquier suministro de agua potable y, al menos, a 50  metros  de  cualquier  curso,  láminas  de  agua  y  manantiales,  tanto  permanentes  como  estacionales

.f)  Tener  una  superficie  mínima  de  0,5  hectáreas  siempre  que  esté  situado  en  una  zona  despejada  de  arbolado  que  permita  el  acceso  y  la  huida  de  las  especies  necrófagas.  Si  presenta  cobertura  arbórea  deberá  tener  una  superficie  mínima  de  una  hectárea.  No  obstante,  cuando  se  trate  de  muladares  en  los  que  exclusivamente  se  depositen  restos  cinegéticos la superficie será la siguiente:

1. Cuando el muladar se encuentre en una superficie llana o con pendiente inferior al 10 %, al menos 2.500 metros cuadrados.

2. Cuando el muladar se encuentre en una zona con pendiente superior al 10 %, al menos 1.000 metros cuadrados.

g)  Carecer  de  otros  riesgos  añadidos  para  la  salud  pública  y/o  para  la  sanidad  animal,  de  acuerdo con la normativa en la materia.

h) El perímetro del mismo será vallado utilizando malla de simple torsión (cuadro con 4 centímetros máximo de lado) con dimensiones que impidan el acceso a otras especies oportunistas.  El  cerramiento  tendrá  una  altura  mínima  desde  el  suelo  de  2  metros  y  además deberá llevar instalado en la parte superior 30 centímetros de faldón o voladizo hacia el exterior. La malla quedará anclada al suelo mediante hormigonado con una zanja  de  20  centímetros  de  profundidad  como  mínimo  para  impedir  la  entrada  de  animales.

Con  el  objeto  de  evitar  el  riesgo  de  colisión,  como  medidas  anticolisión  se  instalarán  placas  metálicas  o  de  un  material  plástico  fabricado  en  poliestireno,  de  color  blanco  y  acabado  mate  de  25  x  25  centímetros.  Estas  placas  se  sujetarán  al  cerramiento  en  dos  puntos  con  alambre  liso  acerado  evitando  su  desplazamiento.  Las  placas  se  colocarán  dispuestas  en  dos  hileras  a  distinta  altura,  de  forma  alterna  y  a  3  metros  de  distancia  entre ellas.

i) Habilitar una puerta de acceso única para permitir el transporte de los cadáveres a su interior, la cual deberá tener cerradura o candado y apertura hacia el interior. La puerta tendrá las mismas características y altura que el vallado y deberá llevar instalado 30 centímetros de  faldón  o  voladizo  hacia  el  exterior.  Además,  deberá  colocarse  de  tal  manera  que  no  queden  huecos  a  los  lados  de  la  misma  y  se  realizará  una  zanja  de  20  centímetros  de  profundidad  como  mínimo  debajo  de  la  puerta,  a  rellenar  con  hormigón  para  evitar  el  acceso de animales

.j) El recinto estará delimitado en su interior dedicando la zona central más extensa para el depósito de los cadáveres. En uno de los extremos se irán acumulando los restos de los cadáveres una vez alimentadas las aves necrófagas, para su posterior retirada y destrucción según la normativa vigente.

k)  Se  colocará  un  cartel  identificador  del  muladar  en  la  puerta  de  acceso  al  mismo,  de  dimensiones mínimas de 50x70 centímetros, en el que figure el texto: “Red de Alimentación de Especies Necrófagas en Extremadura”, el nombre del muladar y la prohibición de la entrada a cualquier persona no autorizada.

  • Los titulares de los muladares o comederos están obligados a:

a) Llevar y mantener un registro actualizado, con los establecimientos de origen de los SANDACH y, por cada uno de estos, del número de animales, especie, identificación y peso estimado y las fechas en las cuales se realizan los aportes.

b) Anualmente, durante el periodo comprendido entre el 1 de enero y el 31 de enero, ambos incluidos, el titular o responsable del comedero deberá facilitar a la Dirección General competente en materia de conservación de la fauna silvestre la información contenida en el registro utilizando el modelo que figura en el Anexo VI.

c) Cumplir con la normativa zoosanitaria aplicable y, especialmente, velar para que, cuando el establecimiento de procedencia de los SANDACH sea una explotación ganadera, se sigan cumpliendo durante el periodo de autorización las condiciones sanitarias establecidas en el Anexo VIII del Decreto 38/2015  y aquellas otras que condicionaron la autorización del muladar o comedero, especialmente en lo referente a la calificación sanitaria y al cumplimiento del programa de vigilancia de las encefalopatías espongiformes transmisibles de los animales.

d) Colaborar con las autoridades, siempre que así les sea requerido.

e) Impedir el paso al interior del muladar o comedero, excepto al personal encargado de las labores de mantenimiento y del personal de inspección competente a los efectos del Decreto 38/2015.

f) Remitir periódicamente a la autoridad en materia de fauna silvestre la información a que se hace referencia en la letra h, del punto 2 del artículo 7 del Decreto 38/2015..

  • La autorización de los muladares o comederos para la alimentación de especies necrófagas de interés comunitario implicará, así mismo, la autorización del transporte de los SANDACH destinados para este fin, desde el establecimiento de procedencia hasta el muladar o comedero, debiendo de cumplir con lo establecido en el artículo 21 del Reglamento 1069/2009 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 21 de octubre del 2009.
  • La Dirección General en materia de sanidad animal emitirá informe vinculante dirigido a la Dirección General en materia de fauna silvestre, que podrá contener condiciones sanitarias adicionales que garanticen el control de los riesgos para la salud pública y animal.

Documentación

  • Solicitud, que deberá contener:

a) Nombre y dirección del gestor o responsable.

b) Localización geográfica del comedero para el que se solicita autorización, con las coordenadas geográficas del punto de entrada.

c) Especie o especies necrófagas de interés comunitario a las que se pretende alimentar.

d) Relación de los establecimientos de procedencia que vayan a aportar los SANDACH para la alimentación de las especies necrófagas, especificando si son de categoría 2, de categoría 3 o de los subproductos de categoría 1 referidos en el apartado primero del artículo 4, punto 1.3, del Decreto 38/2015, de 17 de marzo.

En el caso de que el establecimiento de procedencia de los SANDACH comprenda explotaciones ganaderas, estas deberán identificarse mediante el código del Registro de Explotaciones ganaderas (en adelante REGA) y titular de éste.

e) Cantidad o peso estimado de los subproductos que cada establecimiento de procedencia tiene previsto aportar para la alimentación de las especies necrófagas de interés comunitario en el muladar o comedero.

f) La ruta o trayecto previstos desde el lugar de procedencia de los SANDACH al muladar o comedero.

g) Compromiso escrito del gestor o responsable del muladar o comedero de la aceptación de los mismos.

h) Cuando la solicitud se refiera o comprenda cuerpos enteros o partes de animales muertos en explotación que contengan MER en el momento de la eliminación, deberá incluirse una descripción del procedimiento previsto por el solicitante para garantizar la obtención y, en su caso, el acompañamiento en los traslados, de la siguiente documentación, que deberá remitirse a la Dirección General competente en materia de fauna silvestre que a su vez lo remitirá a la Dirección General competente en materia de sanidad animal:

  • Identificación de los animales acorde con la normativa vigente.
  • Documentación acreditativa de haber realizado a los animales, en función de su edad y de acuerdo con el muestreo previsto en la sección 2, capítulo II, del Anexo VI del Reglamento (UE) n.º 142/2011, de la Comisión, de 25 de febrero de 2011, las pruebas previstas en el Anexo II del Real Decreto 3454/2000, de 22 de diciembre, por el que se establece y regula el Programa integral coordinado de vigilancia y control de las encefalopatías espongiformes transmisibles de los animales, y resultado negativo de dichas pruebas.

Solicitud y anexos

Resolución

Titular de la Dirección General.

  • Plazo normativo para resolver

    Seis meses.

  • Efecto del silencio administrativo
    Estimatorio

Más información

Órgano gestor

SERVICIO DE CONSERVACIÓN DE LA NATURALEZA Y ÁREAS PROTEGIDAS
AVDA. LUIS RAMALLO, S/N
06800 MERIDA
biodiversidad@juntaex.es
924002051